Neymar: goles, gambetas y polémicas de un ‘crack’

Neymar: goles, gambetas y polémicas de un ‘crack’

55
0
Compartir

Clave en la clasificación anticipada de Brasil al Mundial y lleva 100 goles con Barcelona.

A Neymar le critican que es provocador. Que le gusta humillar rivales con sus amagues endemoniados. Que pasa más tiempo tirado en el césped –y en la peluquería– que haciendo goles. Que exagera. Que finge. Que vende faltas que a veces le compran… Es una mala fama que se ha ganado. Este sábado incluso fue expulsado en el partido que el Barcelona perdió contra el Málaga (2-0). Sin embargo, vive un 2017 fantástico. Llegó a su gol 100 en el Barça y en la Selección Brasil parece demostrar, ahora sí, que es el sucesor de un trono vacío.
Cada que Neymar recibe la pelota, algo puede pasar, algo diferente: un amague, una gambeta, un cambio de ritmo feroz. Tiene el talento para salir de cualquier emboscada de piernas rivales. Así lo aprendió a hacer en su infancia, porque en principio lo que jugaba era futsal. Cuando llegó al fútbol, ya era un jugador diferente a los demás.

En Santos, su primer club, se dio el lujo de ganar una Libertadores –entre otros títulos– cuando era muy joven, muy delgado, muy anónimo. Pero brilló tanto que dio el paso al Barcelona, donde ganó fama, y ha trascendido por su look irreverente, por sus piruetas con el balón, por sus rabietas. Últimamente parece otro, un Neymar más centrado, menos polémico.

En Brasil están felices con este nuevo Neymar. Les ha devuelto la confianza luego de muchas decepciones. Ha sido el guía de la selección, que ya clasificó al Mundial de Rusia. Hay quienes lo ven, incluso, como el mejor jugador suramericano del momento, por encima de Messi.

“Creo que Neymar está más feliz y más suelto –opinó recientemente Zico, exfutbolista brasileño–. Al llevar la capitanía de la selección, estaba muy nervioso. Suponía un peso muy grande. Él no debe tener esa responsabilidad de ser el mejor jugador y estar hablando con el árbitro. No es su perfil. El perfil de Neymar es el balón, el juego, divertirse. Y eso es lo que está haciendo. Yo lo veo jugando así”.

Contra Uruguay, en uno de los dos partidos recientes de Brasil, Neymar hizo un gol de fantasía. Recibió un pelotazo largo, le ganó en velocidad a su sufrido marcador, emprendió marcha hacia el arquero y le englobó la pelota con sutileza. Luego le hizo un gol a Paraguay y llegó a seis tantos en la eliminatoria, y Brasil selló con ocho triunfos seguidos su clasificación al Mundial. Neymar ha ayudado a reconstruir a una selección en deuda. Así lo percibe la prensa brasileña.

“Es seguramente el mejor jugador que tenemos. Ya tiene 52 goles, y con solo 25 años. Seguro va a superar los 77 que hizo Pelé (en partidos oficiales). La salida de Dunga y la llegada de Tite potenciaron el fútbol del equipo. Ahora jugamos colectivamente, y todos rinden más. Neymar no necesita hacerlo todo, y hay gente que puede abrir espacios para él. Con Tite y Neymar en este nivel, muchos ven a Brasil favorita a ganar el Mundial”, opinó Víctor Canedo, periodista de Globosport.com, de Brasil.

Neymar ha estado en la selección desde la sub-17, pasó por la sub-20 y la olímpica –ganó la medalla de oro en los Juegos de Río 2016–. Con la de mayores no ha ganado nada y se ha hecho esperar para ser el guía que necesitan. Por eso ahora, a sus 25 años, Neymar está entusiasmando a los brasileños con su fútbol. Los está convenciendo.

Estelar en el Barcelona
La remontada parecía utópica. El Barcelona tenía que darle vuelta a un 4-0 en contra. Incluso siendo el Barça, era una tarea de pocas apuestas. Pero ahí estaban Messi, Suárez, Iniesta y Neymar… Y el brasileño brindó uno de sus mejores recitales. Hizo un golazo de tiro libre –el cuarto– y otro de penalti –el quinto–, que fueron su aporte vital. El Barcelona ganó 6-1 y se clasificó a cuartos de la Champions. Neymar se llevó gran parte de los elogios. Los mismos que desató recientemente al llegar a su gol 100 con el club catalán, anotado al Granada, el domingo pasado. La prensa española, que ha sido crítica con él, ha valorado la importancia que tiene ahora.

Ramón Besa, reconocido periodista del diario El País de España, consultado por EL TIEMPO, analizó así el momento de Neymar: “Viene jugando muy bien esta temporada, quizá la mejor desde que llegó al Barça. Tiene desborde, es profundo, desequilibra y mezcla bien con Messi y Suárez. No podía pasar un año más sin competir por el podio del Balón de Oro. Pero tiene un problema: se equivoca a menudo a la hora de tomar decisiones, sobre todo la última, y por eso no mete muchos goles. Le avala su instinto y talento pero su cabeza a veces le traiciona. Sus marcadores le buscan las vueltas y él cae en la provocación. Pero el Barça y Brasil le necesitan porque marca las diferencias”.

Otros medios españoles también han destacado su temporada. Manuel Bruña, jefe en Madrid del periódico español ‘Mundo Deportivo’, opinó: “Neymar está en su mejor momento de la temporada, e incluso desde que llegó al Barcelona. Está rápido, desborda con una gran facilidad y ha recuperado el gol, que había perdido en la primera parte de la temporada. En este 2017 se está viendo al Neymar que deslumbraba en Brasil. Todo eso se lo está reconociendo la mayoría de la prensa española, aunque aún sigue con el lastre de sus caídas dentro y fuera del área. Varios medios lo acusan de ser un ‘teatrero’. A pesar de eso, se le reconoce su calidad y su gran momento”.

En este 2017 se está viendo al Neymar que deslumbraba en Brasil. Todo eso se lo está reconociendo la mayoría de la prensa española

Por su parte, Jordi Gil, periodista del diario catalán ‘Sport’, coincide en que lo que le está faltando a Neymar es mejorar su definición. “Neymar ha adquirido en el Barcelona los galones que en los tres años anteriores no logró. El cambio del sistema, con un 3-4-3, le da más espacio por la banda izquierda. Solo le falta mejorar su eficacia en el remate para estar al nivel que muestra en la Selección”.

No solo la prensa valora el momento del brasileño. Jorge Sampaoli, DT argentino del Sevilla, fue a su encuentro el pasado miércoles, tras el partido que el Barça le ganó a su equipo, y lo abrazó. Luego explicó: “Neymar apunta a ser el sucesor de Leo (Messi) en el futuro; y ojalá lo sea, porque tiene unas grandes virtudes. Por eso quería felicitarlo, porque va camino a eso”, dijo Sampaoli.Neymar lleva nueve goles en esta temporada en la Liga y 15 en todas las competiciones. Vio la tarjeta roja, pero es la primera en 181 partidos con el Barça. Tiene por delante el doble reto, la Liga y la Champions, para tener un 2017 estelar.

¿Por el Balón de Oro?
El partido frente al PSG y los triunfos de Brasil contra Uruguay y Paraguay han elevado tanto la figura de Neymar que, incluso, hay quienes se han animado a postularlo para el próximo Balón de Oro. Zico, exfutbolista brasileño, manifestó que está demorado ese galardón.

“Creo que Neymar ya debería haber ganado el Balón de Oro, ya ha hecho méritos. En la selección brasileña, él siempre fue mucho mejor que Messi en la selección argentina”, dijo Zico.

En Brasil se habla con insistencia del tema. Sin embargo, son críticos. “Acá (en Brasil) se está hablando mucho del Balón de Oro. Muchos hablan de la posibilidad de que supere a Messi y a Cristiano este año. No creo que sea mejor que los dos, tal vez sí en marzo, pero falta mucho para diciembre, y la Liga de Campeones va a ser definitiva”, dijo Canedo, de Globosporte.com.

Falta mucho. Por ahora, Neymar, a quien ya no se lo ve con sus cortes de cabello extravagantes, que ha dejado de ser noticia por los líos fiscales de su contratación por el Barcelona, vive el que puede ser el mejor momento de su carrera. “Ganar el Balón de Oro es algo que me puse como meta, y sería una victoria personal. Pero no tengo prisa. Las ambiciones personales no son la razón por la que estoy en el fútbol. Juego por placer”, dijo Neymar a Sport Express, de Rusia.

Cada vez que la pelota llega a sus pies, se sabe que algo único puede pasar. El juego del Neymar no pierde la fantasía. Aunque siga pasando tiempo en el césped y desesperando rivales con sus amagues, se ha vuelto más importante, para el Barcelona y para Brasil.

NOTICIAS: EL TIEMPO

No hay comentarios